La rústica

Debo reconocer que siento pavor hacia lo “rústico”. En general siempre cae en el mal gusto, la exageración y la “huacharacha”. Pero debo reconocer también que muchas veces las formas naturales que nos entrega la “madre tierra” son bellas y, combinadas con elementos simples y de diseño mínimo, logran tremendos aportes en la decoración de nuestras casas.  Troncos, mimbre, ramas y rocas pueden ser comedores, lamparas, soportes de mesas de centro y adornos, pero !cuidado! la brujita de crin, con la bailarina de conchitas y la barbie con vestido de crochet y un rollo de confort entre su piernas no entran en esta categoria.

Arriba:

– Mesa de comedor de estructura metálica con oleo opaco gris grafito,  cubierta de tablones de Roble Pellín (un roble muy viejo, de madera muy dura y rojiza) tratados con Cerestain Incoloro

– Sillas apilables Hille de polipropileno rojo y negro y patas cromadas en Muzard

– Arte:

La Llave, Oleo sobre Tela, Víctor Mahana

Grabado, Beatriz Abarca (inaugura Taller este jueves, vayan)

Anuncios

Acerca de Juan Pablo

Arquitecto / Blogger / Fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Miembro de:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Únete a otros 1.290 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: