Francisco, Flores del Campo

Francisco, Maria, Rosa o Joaquín. Vicente, Teresa, Julio o Magdalena. Todos debieran seguir la vieja costumbre de recoger flores del campo (o del jardín de la mamá). Esas flores que crecen salvajes, que aun cuando sean plantadas y no silvestres, tienen imperfecciones, son sueltas, libres, frescas, rusticas, en resumen son más reales que las maravillosas, perfectas y gélidas rosas ecuatorianas o tulipanes holandeses comprados en la florería.

Azaleas, rododendros, rosas floribundas y hasta unos simples dientes de león, en un lindo florero y de inmediato le agregamos extra vida a nuestro hogar.

Anuncios

Acerca de Juan Pablo

Arquitecto / Blogger / Fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Miembro de:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Únete a otros 1.290 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: