Esconde lo que no quieres ver

20110707-125629.jpg

20110707-125848.jpg

Ok, remodelaste tu cocina, dejaste todo impecable y de repente te das cuenta que ahí está! El monstruoso y horrendo califont (o calefón) Ahhhhhhhhhhhhhhh… (grito desesperado) ¿que hago con ese bodrio calienta aguas?.

Primero, asegúrate de invertir en un califont de buena calidad e idealmente de tiro forzado y cámara estanca (no voy a explicar en detalle porque sería un bostezo pero básicamente no tiran monóxido de carbono al interior y no consumen el oxigeno del recinto). Luego, puedes diseñar un mueble lindo que lo cubra, siempre dejando un fácil acceso para emergencias.

En el caso ilustrado, el mueble deja además un espacio de ventilación en la parte inferior (por si las moscas… dijo el huaso). Aprovecha la mini repisa que queda para guardar todas las cosas feas que por falta de presupuesto no pudiste cambiar o que simplemente por cosas prácticas quieres tener a mano pero no quieres que se vean (hervidores carreteados, tostadoras viejas y feas, etc, etc).

Ah, y puedes separarlo en dos puertas para hacer una pizarra para escribir mensajes de amor a tu pareja! (o lo más probable para pedirle que no se le olvide comprar leche o pan).

Anuncios

Acerca de Juan Pablo

Arquitecto / Blogger / Fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Miembro de:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Únete a otros 1.290 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: