Contra la Fast Food Decoration

Hubo un tiempo en el que todos nos dejábamos impresionar por la tecnología, lo importado, lo wash and wear, easy to use y todo lo que olía a U.S.A. o a éxito económico.  Nuestras casas en los 90’s habían perdido lo casero (valga la rebuznancia, dijo el burro), todos queríamos ketchup, Mc Donalds, Milk Shakes y Pop Corn, la versión Fast Food de la decoración.

De repente nos dimos cuenta que todo era horrible, plástico, falso, químico, transgénico, travestido y finalmente frío, lejano, ajeno e impuesto. Ahí fue cuando empezamos a valorar las mermeladas hechas en casa, las frutas y verduras de la huerta de la parcela de nuestra tía, el pescado del mercado y el pan recién hecho en la panadería de la esquina. Y así fue también que nos acordamos del cubrecama de nuestra abuela, calentito, pesado, hecho a crochet con lana multicolor que habíamos visto desde los 70’s y siempre nos había llamado la atención pero jamas imaginamos que estaría en nuestro contemporáneo departamento.

Entonces sin ser extremista como para decir “todo tiempo pasado fue mejor” los dejo invitados a recordar y buscar las cosas que lo acompañaban en su niñez y que hoy día valoramos porque simplemente siguen acá por su calidad y valor y no fueron devorados de una mordida por el “exitismo” noventero.

Otros ejemplos, acá.

Anuncios

Acerca de Juan Pablo

Arquitecto / Blogger / Fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Miembro de:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Únete a otros 1.290 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: