¡Buena percha!

La percha, perchero, gansho, pertcha o como le quieran llamar es todo un tema. En general son bien feas pero pucha que son útiles. En estos casos hay que irse a los extremos, o buscas (y encuentras) una súper recargada, rococó, de bronce o loza o en el otro extremo, un diseño mínimo, al borde de lo inexistente, o sea ¡pura función!.

Arriba:

Gancho Plegable BJÄRNUM, Ikea, Diseño de Sarah Fager (siguen los rumores que IKEA llega a Chile pronto…ufff, ¡¡¡control!!!)

Persiana americana

En general para lograr espacios que inviten al descanso, al relajo y al “disfrute” es recomendable limitar los elementos distractores o con gran presencia. En otras palabras crear espacios neutros en donde efectivamente destaquen los elementos que queremos destacar y aquellos que tienen una función practica deben tratar de crear el marco para este “destaque”. Bueno, para aclarar esta declaración que más parece trabalenguas ejemplifico con el tema de las cortinas y persianas. Una casa en donde tenemos una colección de arte importante, muebles con carácter y una vista privilegiada no necesita cortinas con vuelos, blondas, cenefas y amarras. Una simple micropersiana del mismo color del muro entrega claridad, amplitud y control de luz regulable, además de esas lindas sombras de las persianas. Simple y efectivo. Además nos aseguramos que no nos aburriremos en dos meses del estampado de la cortina o del bordado del velo.

Arriba:

Micropersiana color alabastro (mismo color del muro), en Rollux

Remodelable en San Pedro de Atacama

Si hay algo que podemos aprender de la pequeña y campesina arquitectura y decoración tradicional chilena es la simpleza y honradez. Un muro de adobe es de adobe y no pretende ser nada más, un techo de coirón es coirón. No por esto debe ser aburrido, en San Pedro el color está presente, pero !control! una puerta azul sobre una base del color natural del adobe es suficiente. Un zócalo rojo sobre la cal blanca del adobe tiene una función (proteger la parte más expuesta del muro) y no es sólo por “lindo”. A veces por buscar parecer algo que no es, se cae en lo burdo y finalmente se empobrece nuestro entorno y nuestra cultura.

¡Bien!, San Pedro, sigue por ese camino.

Monocromo y mínimo

Un baño de visitas puede ser la oportunidad para jugar a ser minimal. Enfrentemos la realidad, la vida no es minimalista, el ser humano por esencia es un recolector y hay que tener espacio para eso. En fin, volviendo al tema original, el baño de visitas es un excelente recinto de la casa para trabajar con el mínimo de elementos y crear un espacios simple y ordenado.

Es recomendable que las superficies permanentes (como cubiertas, mosaicos, cerámicas o porcelanatos) y artefactos sean de colores neutros y, al principio, pintar los muros con un color base también neutro. Con el tiempo si nos aburrimos podemos volvernos locos con el color en los muros y luego de vuelta al neutro si estamos mareados.

Arriba:

  • Espejo de cantos pulidos montado sobre estructura de aluminio
  • 2 Tubos fluorescentes T5 14w, Luz blanca cálida, tras espejo en Easy
  • Cubierta granito negro San Gabriel, 35 cm de ancho aprox.
  • Vanitorio de sobreponer Arco Duplo, marca Deca, de Brasil, en Budnik (les juro que es el más angosto que pueden encontrar, 27×55 cms)
  • Wc, modelo  Báltico, marca Olmos, de Uruguay, en Duomo. (es bien cuadrado, sin esa tripa horrorosa del sifón y del tamaño perfecto)
  • Mosaico de vidrio, en Duomo (busquen el “oriental”, es mucho más barato y queda igual de bien)
  • Grifería a muro, Modelo Stern, marca Wasser, en Comercial Hispano Chilena (compren además un sifón metálico o cromado porque queda a la vista)

Miembro de:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Únete a otros 1.290 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: