Reportero remodelable: Mini repisas muy baratas

Con calidad de Iphone, mostramos estas mini repisas que Javier creo en su escritorio. Son simples junquillos de pino finger joint comprados en Sodimac o Easy clavados con puntas directo al tabique. Resultado: Un muro perfecto para poner postales, pequeños recuerdos y mensajitos románticos, todo por menos de 3.000 piticlines.

Pesadillas con la cocina nueva, Parte 1

Gisela y Johan estaban muy asustados con perder la calidez de la cocina de su antiguo departamento al remodelar la de la nueva casa que compraron. Se imaginaban muebles fríos, ultra modernos, brillantes y llegaban a tener pesadillas. Por otro lado la cocina no era tan luminosa y hacerla entera de madera no sería una buena idea porque podía ser muy oscura y además al tener niños chicos se hacia difícil el tema limpieza.
Con todo esto nos lanzamos con una cocina de muebles de lineas rectas, muy simples pero con colores cercanos a la calidez de la madera, un café con leche o el caramelo. Mezclando laminado decorativo Lamitech, con chapa natural de cedro en las repisas, cubiertas de Staron Blanco puro y toda la tecnología posible para aprovechar hasta el ultimo rincón (en la imagen un organizador de Ducasse para las esquinas perdidas). El lavavajillas, las dos encimeras dobles y las cubas de lavaplatos son de FDV y la campana de Fagor. El detalle: repetimos la cornisa original que tenia el resto de la casa y pintamos los muros de un color celeste casi imperceptible pero que le entregó luz y paz a este espacio.
Ahora las pesadillas desaparecieron y esta familia disfruta la mayor parte del tiempo en su cocina.
Pronto, más imágenes y detalles.

Esconde lo que no quieres ver

20110707-125629.jpg

20110707-125848.jpg

Ok, remodelaste tu cocina, dejaste todo impecable y de repente te das cuenta que ahí está! El monstruoso y horrendo califont (o calefón) Ahhhhhhhhhhhhhhh… (grito desesperado) ¿que hago con ese bodrio calienta aguas?.

Primero, asegúrate de invertir en un califont de buena calidad e idealmente de tiro forzado y cámara estanca (no voy a explicar en detalle porque sería un bostezo pero básicamente no tiran monóxido de carbono al interior y no consumen el oxigeno del recinto). Luego, puedes diseñar un mueble lindo que lo cubra, siempre dejando un fácil acceso para emergencias.

En el caso ilustrado, el mueble deja además un espacio de ventilación en la parte inferior (por si las moscas… dijo el huaso). Aprovecha la mini repisa que queda para guardar todas las cosas feas que por falta de presupuesto no pudiste cambiar o que simplemente por cosas prácticas quieres tener a mano pero no quieres que se vean (hervidores carreteados, tostadoras viejas y feas, etc, etc).

Ah, y puedes separarlo en dos puertas para hacer una pizarra para escribir mensajes de amor a tu pareja! (o lo más probable para pedirle que no se le olvide comprar leche o pan).

La nueva vida de un aparatoso revistero

A veces los objetos que compramos terminan gobernando nuestros espacios y se roban la película sin que nosotros queramos. Era el caso de este aparatoso revistero que la Berni y Pancho tenían en su casa. Demasiada estructura y mucha “cuática” para sostener unas simples revistas. Por otro lado, Pancho estaba obsesionado con los textiles andinos y éstos andaban dando bote por toda la casa sin que pudieran lucirse como les correspondía. Entonces la Berni tuvo la genial idea de resucitar ese metálico armatoste y colgar  ahí estos preciosos “chamantos”. El detalle: un precioso “tupu” mapuche de plata clavado en uno de los tejidos.

Iluminando la boca del lobo

Nuestro sueño de abrir una repisa o un cajón y que inmediatamente se ilumine por arte de magia, ¡es posible! Y es tan simple que llega a sorprender. ¿El problema? No está aún en Chile… o por lo menos no lo hemos encontrado aún. Se trata de una lámpara de leds que funciona con 6 pilas triple A y que se adhiere al cajón o repisa oscuro como boca de lobo y, gracias a un sensor, al abrirse se enciende durante 15 segundos, lo suficiente para encontrar el tarro de salsa y hasta tiene la gentileza de volver a encenderse por 5 segundos más al cerrar (no sabemos muy bien por qué pero quizás los seres ocultos que viven al interior del cajón lo agradecen).

En Ikea, ¡encárguenlo a sus amigos que viajan!

¡Buena percha!

La percha, perchero, gansho, pertcha o como le quieran llamar es todo un tema. En general son bien feas pero pucha que son útiles. En estos casos hay que irse a los extremos, o buscas (y encuentras) una súper recargada, rococó, de bronce o loza o en el otro extremo, un diseño mínimo, al borde de lo inexistente, o sea ¡pura función!.

Arriba:

Gancho Plegable BJÄRNUM, Ikea, Diseño de Sarah Fager (siguen los rumores que IKEA llega a Chile pronto…ufff, ¡¡¡control!!!)

Cuida tu Chi

Muchas de las teorias que parecen ser absolutamente esotéricas o hasta parapsicológicas tiene en realidad un asidero cientifico. Bueno, nunca tanto, pero casi siempre se basan en hechos reales y tangibles. El Feng Shui habla de dos posiciones en las que un escritorio debiera estar en relación a una puerta. Una es la Posición de Poder, en la que lo que se mira es la puerta, básicamente para intimidar al que entra o, visto desde el lado positivo, entregar respeto y seguridad. La otra es la Posición Inspiradora, en la que se privilegia la introspección o una linda vista que nos permita inspirarnos, crear y echar a volar nuestra imaginación, en donde generalmente nos encontraremos dándole la espalda (o el costado o lomo) a la puerta. Como en remodelable.cl nos gusta la creación, inspiración y la imaginación, esa es la posición perfecta para nuestro escritorio, pero ¡cuidado! no queremos ser sorprendidos mientras nuestra mente vuela por las nubes. Tampoco queremos ser apuñalados en nuestra espalda sin que al menos veamos a nuestro posible agresor (¿mucho drama?). Entonces, ¿cual es la solución que este arte milenario oriental nos ofrece? UN ESPEJO: un espejo que nos permita controlar quien se asoma por la puerta, nos avisa quien viene a molestar nuestro momento sagrado de inspiración o nos salva de morir con un puñal entre vértebras.

Arriba:

– Espejo 18×18 cms para escritorio con 9 mini espejos tipo “ojo de pez” o “fish eye” en Ovo Espejo. Hay muchas variedades y se pueden mandar a hacer según la necesidad.

Pd: Chi o Qui le llaman a la energia en Feng Shui.

Perdidos en la despensa

Trama:

Un mueble despensa/especiero, fuera de control, profundo, con una sola repisa,  muy ancho y sin espacio suficiente. Además habia un lio enorme para acceder a las cosas almacenadas al fondo. Para salvar la situación llegaron las asaderas de acero inoxidable con sus aliadas, las pequeñas repisas metálicas, que, en conjunto, lucharon contra el desorden y el caos.  Desde ese día esa despensa tiene todo a la vista y si alguien quiere sacar algo de atrás o quiere llevar las especies a otro sector, la asadera se toma por las asas y abre el paso. Las pequeñas repisas aprovecharon la altura del mueble para entregarle más superficie a la despensa sin perder de vista lo que ocurre atrás.

Actores principales:

– Asadera de acero inoxidable 40×28 cm $6.990, Sodimac.

– Repisas metálicas, IKEA. En Chile encuentras en Easy o Sodimac, desde $2.890.

Actuación especial:

– Dos botellas de Coca Cola, edición limitada, en vidrio, que imitan las primeras botellas individuales; en el rol de dispensadores de aceite de oliva y aceto balsámico (busquen las boquillas en tiendas de insumos de cocina, ¡son baratas!)

Remodelable en Valdivia: Canasto de recuerdos

En la permanente búsqueda de buenas, bonitas y, por qué no, baratas ideas para decorar nuestras casas llegamos a Valdivia. Madera, vegetación por montones, nubes blancas perfectas mezcladas con sol y cielos obscenamente azules y casas con el ambiente ideal para disfrutarlas a mil. Con esto, qué mejor que sentarse con los amigos y familia y revisar fotos antiguas. Sí, esas que se revelaban y eran de papel, no las de ahora que quedan almacenadas en un disco duro en forma de sistema binario.

Una alternativa fácil y entretenida es poner un gran canasto (en este caso es un Llepu o Balai, un cesto típico mapuche que se utilizaba para limpiar cereales) y poner todas las fotos sin albumes ni nada. Anoten atrás las fechas, eso si, para que puedan acordarse de los momentos retratados.

Arriba: Cesto Llepu o Balai, artesania típica Mapuche.

Idea: Patricia Anwandter

¡Repisas a la vista!

No hay que ser Rodrigo de Triana para poder gritar ¡Repisas a la vista!. En nuestras casas necesitamos espacio para guardar, ¡siempre!. Ningún rincón puede ser desperdiciado. En todo caso no queremos vivir rodeados de muebles y closets enormes de piso a cielo, ya que al final termina viéndose muy pesado y un poco agobiante. Una solución a esto es trabajar con repisas abiertas en combinación con muebles cerrados. Así dejas a la vista lo que usas a diario y las copas de la abuela y escondes el “azafate” oxidado y la olla Marmicoc.

Arriba:

– Mueble estructura melamina 18mm con puertas en chapa de cedro natural.

– Puertas con Sistema Tip On de Blum en HBT, permite eliminar los tiradores.

– Repisas en melamina 18mm Gris Claro, Masisa

 

Miembro de:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Únete a otros 1.290 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: